';

Una herencia universal

El Puente Vizcaya es el primer puente colgante con vehículo transbordador del mundo. Como tal es, asimismo, padre de una saga de más de veinte artefactos similares que proliferaron por Europa, África y América durante el primer tercio el siglo XIX. Todavía hoy, nueve de sus descendientes se mantienen en pie, aunque muchos no funcionan.

En Francia fue donde más puentes de este tipo se armaron, pues el constructor del Puente Vizcaya, Ferdinand Arnodin, explotó con éxito la patente original en sus principales puertos, como Bizerta (Túnez), Rouen, Burdeos, Nantes, Marsella o Brest. Todos ellos fueros desmontados, dinamitados o bombardeados en tiempo de guerra y hoy únicamente se mantiene en uso el de Rochefort-Martrou, construido en 1900.

En Inglaterra de construyeron cinco, y tres han desaparecido. El de Newport, inaugurado en 1906, todavía presta servicio. Por su lado, de los tres puentes transbordadores alemanes, dos están en pie y uno de ellos, el de Osten, funcionando. En América también se construyeron este tipo de puentes, pero sólo ha sobrevivido en funcionamiento el del barrio bonaerense de La Boca, en Argentina. El puente Sky Ride de Chicago fue demolido, lo mismo que el Puente Alejandrino de Río de Janeiro.

Origenes

Todo tiene un comienzo

X